//
estás leyendo...
Literatura

Cartas de miedo y asco

El escritor gonzo

Hunter S. Thompson era un hombre perturbado. Sin embargo no estaba indefenso. Era una especie de enfant terrible que no medía sus palabras –aunque tampoco le hacía falta–. El 20 de febrero del año 2003 depositó una bala en su cabeza en su fuerte de Woody Creek, Colorado, Estados Unidos. Tenía 67 años de edad. Allí se inmortalizó una de las figuras más importantes y menos conocida de la contracultura de finales del siglo XX.

A él se le atribuye la creación del periodismo gonzo, aunque decía: “La ficción no me deprime, como el periodismo. Es un trabajo más difícil, pero más humano”. Y eso revela un poco la naturaleza de este escritor nato y periodista por obligación. Familiares, amigos y dos sus editores con los que permanentemente intercambiaba correspondencia, juntaron una gran cantidad de cartas (cerca de 250) que escribió Thompson entre 1955 hasta 1976. La editorial española Anagrama compiló y editó estas misivas y tituló el volumen El escritor gonzo, y se publicó en abril de 2012.

Las cartas van de simple saludos y comentarios de artículos periodísticos a verdaderos manifiestos cargados de virulenta irreverencia. “Este país está tan esencialmente podrido que un cerdo intolerante y despiadado como John Wayne pasa por ser un gran héroe nacional. (…) John Wayne es el símbolo por antonomasia de todo lo que ha frustrado el Sueño Americano, es nuestros monstruo de Frankenstein”, le escribe Thompson, en 1971,  a Margaret Harrell, la correctora de estilos de Los ángeles del infierno (1966) –uno de sus libros más emblemáticos, junto con Miedo y asco en Las Vegas (1971)–, en tono de sátira para convencerla de que lo ayude con su próxima publicación.

Los famosos periodistas-escritores Tom Wolfe y Norman Mailer; la popular cantante de folk  Joan Báez; el prominente político Jimmy Carter; el polémico Hugh Hefner; el editor de Random House, de The Rolling Stone, de The Washington Post; entre otras figuras de los medios y políticas de Estados Unidos recibieron en sus buzones las ideas del llamado “doctor” Hunter S. Thompson.

El libro es una especie de autobiografía en caliente que muestra la evolución literaria de un personaje que veía ficciones en cada esquina. En El escritor gonzo se pueden recrear momentos de la vida un frenético escritor –y aficionado a las motocicletas y a las armas de fuego– que poseía un submundo de victorias épicas y derrotas infames que construía en su mente y que algunas creaturas se empeñan –sin éxito, pero felizmente alguien lo intenta– de llevarlo a la realidad.

Anuncios

Acerca de Boris Saavedra

Periodista y profesor universitario. Interesado en temas de Comunicación Digital, Gestión de Crisis y Cultura. Maestrante en IESA (MBA)

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A quien pueda interesar

Sólo reflexiones, escombros y basura posmoderna, en fin, una perdida de tiempo. Pura nostalgia y melancolía por el siglo que pasó, mezclado con la expectante agonía de los tiempos que vendrán. Sí, es con Ud. Sálvese, y no siga leyendo, o arriésguese a lo absurdo.

Únete a otros 8 seguidores

Mis Tuis!!!

Código QR (Cool!)

qrcode
A %d blogueros les gusta esto: